adopt your own virtual pet!
--> Creative Commons License
  

Alimentando al curioso


A ver esos cerebros...

Publicado en la categoría Alimentando al curioso el 20 de Enero, 2007, 2:17 por el autor Nemo

La Brain Training-manía nos aborda. Esto es un hecho desde el momento en que justo antes de navidad todas las copias del dichoso juego se agotaron. Nintendo ha dicho que por lo menos hasta febrero no va a reponer las estanterías vacías de las tiendas especializadas. Mucha gente ha buscado sustitutos más o menos logrados o sucedáneos del juego “original” para otras plataformas como el PC, las PDAs, la PSP o incluso el móvil. Y digo “original” porque este tipo de juegos ya existía. Yo recuerdo que en los salones recreativos había una máquina protagonizada por Holmes y Watson que reunía ciertas pruebas parecidas a algunas de las que aparecen en estos títulos.

En mi búsqueda, el producto más agradable que encontrado es una página llamada ¡espabílate.com!, donde mediante aplicaciones Java nos retan a resolver este tipo de problemas lógicos que tan de moda están. Está completamente en castellano y dispone únicamente de 7 tipos de pruebas. Tenemos la opción, además, de suscribirnos y así comparar nuestras puntuaciones a la que otros han logrado. Como valor añadido ha comenzado una competición con premios y todo. Si estáis interesados, en la página está muy bien explicado.

Hay quien se ha dedicado a recopilar los nombres de todos los juegos (o al menos muchos) de las diferentes plataformas. Aquí tenéis el enlace. Os recomiendo que le echéis un vistazo y os entretengáis un poco en poner en forma ese cerebro cada vez más licuado gracias a la insuperable programación televisiva y a los extremadamente didácticos contenidos de Internet.


(Referenciar)

CD-Audio (Cap.2)

Publicado en la categoría Alimentando al curioso el 8 de Octubre, 2006, 13:19 por el autor Nemo

Primero, para un máximo aprovechamiento del sistema, se normaliza la señal de audio. Esto consiste en hacer que el máximo valor que va a tomar sea 1. Así todos los valores que tomará la señal serán números entre el 0 y el 1 (-1 y 0 para los valores negativos). Esto no varía en ningún sentido la forma de la señal.

Pongamos que la línea roja de la figura 1 es una señal de audio normalizada. En el eje horizontal pueden verse unas divisiones. Éste eje representa el tiempo y las divisiones son los momentos en los que se tomará el valor de esa señal (figura 2). Supongamos que cada marca es un segundo. Diremos que se tomará una "muestra" de la señal cada segundo. Una vez por segundo es lo mismo que decir 1Hz (hercio). Esto en los CD-Audio se hace 44.100 veces por segundo, lo que significa que se realiza una digitalización a una frecuencia de muestreo (sample rate) de 44.100Hz. La selección de esta frecuencia se realizó en base al soporte en el que se grababan las copias maestras para enviarlas a donde se quemaban los CD"s. El soporte, aunque parezca raro, era una cinta de vídeo. La información de vídeo se distribuye en líneas horizontales, pero en cada una de esas líneas, en vez de vídeo, se podían guardar seis muestras de audio (tres por cada canal estéreo). Existen principalmente dos estándares de vídeo: NTSC (EE.UU.) y PAL (Europa). Las diferencias radican en el número de líneas que tiene cada fotograma y el número de fotogramas por segundo que se presentan en pantalla. Haciendo los cálculos pertinentes se tiene que en una cinta NTSC se pueden guardar 44.056 muestras/segundo mientras que en el sistema europeo son 44.100. Como relata uno de los empleados de Philips que trabajó en el desarrollo del llamado "Libro Rojo" con las especificaciones de los CD-A"s: "Se escogió 44.100Hz porque es más fácil de recordar, no hubo ninguna otra razón".

Fijándonos ahora en los valores que toma la señal (puntos negros) definiremos la precisión de la digitalización. Como ya hemos comentado, lo digital se caracteriza por utilizar valores concretos, discretos. El número de valores que se podrán representar debe haber sido elegido con anterioridad. En nuestro caso (figura 3) hemos elegido 9 niveles que tienen que ser equidistantes. La altura a la que se encuentran dichos puntos negros sobre el eje horizontal será un valor entre 0 y 1, por ejemplo 0,935. Lo más probable es que ninguno de los niveles elegidos represente ese valor (los puntos negros no caen siempre sobre una recta azul), pero sí habrá uno que se acerque, el que representa el 1 por ejemplo (la recta azul de la que se encuentre más cerca). Se debe, por tanto, ajustar los valores de la señal a los elegidos. El resultado es una señal como la azul de la figura 4. Se consigue un mayor parecido entre las señales (roja y azul) cuanto mayor es la frecuencia de muestreo y cuantos más niveles diferentes se hayan elegido. Para el estándar del CD-A se decidió dividir la señal en 65.536 niveles, lo que corresponde a 16bit de información por cada muestra.

A esta codificación se le llama PCM (Pulse Code Modulation) de 16bit a 44.100Hz y se hace con cada uno de los canales estéreo.


(Referenciar)

CD-Audio (Cap.1)

Publicado en la categoría Alimentando al curioso el 7 de Septiembre, 2006, 16:08 por el autor Nemo

Voy a intentar explicar como funciona un CD-A y contaré alguna curiosidad relacionada con este soporte tan extendido (aunque cada vez se utiliza menos).

Empecemos por lo básico: la diferencia entre lo digital y lo analógico. Para entender esto nos fijaremos en la hora marcada por dos relojes un poco estropeados. Tenemos un reloj de cocina al que se le han caído la aguja del segundero y la del minutero, sólo queda la aguja pequeña que marca las horas. Por otro lado tenemos un reloj digital en el que, después de recibir un golpe, se han dejado de ver los minutos y los segundos en la pantalla, únicamente han sobrevivido los dígitos que marcan las horas. Si son las dos y pico en el reloj digital veremos siempre un 2, sin importar el pico. En cambio en el reloj analógico podemos ver lo cerca o lejos que estamos de que sean las tres ya que la aguja recorre suavemente el espacio comprendido entre el 2 y el 3. Así, si son las 2:30, la aguja se encontrará a medio camino entre ambos números. En analógico podríamos decir que se puede representar cualquier número y en digital estamos limitados.

Llevado al campo auditivo las señales de audio son continuas y por tanto analógicas. Los CD"s, a diferencia de los vinilos, sólo pueden almacenar ceros y unos. En los vinilos la forma de la señal de audio está reproducida de manera exacta en forma de altibajos en el surco por el que se mueve la aguja. Para almacenar sonidos en un CD se ha de pasar por un proceso llamado digitalización.

La digitalización consiste en coger el valor de la señal en determinados momentos, que como ya se ha dicho puede ser cualquiera, y representarlo por uno de los valores convenidos, normalmente el que más se acerque. Para poner un ejemplo tomemos de nuevo el reloj, esta vez uno que funcione correctamente. En un momento dado alguien grita "Ahora!" y debemos mirar la Hora que es (p. e. 4:54.36), pero sólo apuntar en un papel el número correspondiente a la hora (p. e. el 4). Si periódicamente (p. e. cada media hora) se gritara "Ahora!" tendríamos una lista de números. Hemos digitalizado la Hora con un periodo de media hora y los valores convenidos en este caso son los números del 1 al 12. Esto es más o menos lo que se hace con el audio.

>> Capítulo 2
>> Capítulo 3


(Referenciar)