adopt your own virtual pet!
--> Creative Commons License
  

Ver Oir Tocar Oler

Publicado en la categoría Lecciones de la vida el 11 de Julio, 2006, 17:40 por el autor teo
Imagínate por un segundo que no puedes ver. Nunca me ha gustado proponer situaciones así, pero solo esta vez. Imagínatelo:

Ayer a la noche te acostaste después de apagar la luz de la mesilla y poner el despertador en hora, viendo perfectamente. Hoy te despiertas y abres los ojos... pero no ves nada.

NADA. Solo oscuro. No es de color negro; es un color grisaceo, una especie de capa que separa el mundo real del que ahora vives. Es una situación terrible, y solo puedes gritar. Pero... pero no puedes gritar. Bueno, si puedes, pero no te oyes. Solo oyes los latidos de tu corazon acelerado. Sí, esos latidos que cada vez van más rápido.

Te restriegas los ojos, y entonces te das cuenta: no sientes tus manos sobre tus párpados. Te pellizcas intentando despertar o probando que aún tienes tacto, pero ni notas el pellizco ni tus dedos sobre tu pierna.

Intentas mover los dedos de los pies. Ni siquiera un hormigueo. Te sientes debil y perdido. No sabes qué hacer ni a quién acudir. Vuelves a gritar y golpeas la pared, rabioso. Tus manos sangran y no sientes dolor. Te ahogas. Intentas tranquilizarte, pero sigues oyendo los latidos de tu corazón. SOLO eso. Coges aire. Pero no sientes alivio. De hecho, no hueles. No hueles... no oyes... no ves... no sientes a tu novia cuando se acerca y te pregunta qué te pasa...

Solo cuando te agita, y te da un tortazo en la cara... entonces, te despiertas, con la mano en tu cara dolorida, con una lágrimilla deslizándose desde tu ojo izquierdo, deslumbrado por la luz, con un intenso pitido en tus oidos, oliendo la piel de tu novia...

Imagínate. No oler, no tocar, no ver ni poder oir...

********************************

Se me ocurrió después de oir dos veces seguidas Tommy de The Who basada en la historia de un pobre niño que se queda ciego, sordo y sin poder oler, después de que su madre fuera asesinada por la amante de su padre...



(Referenciar)